La paz de los muertos en Colombia

Colombia, un año después de la firma de los acuerdos entre el gobierno nacional y las FARC en Cartagena el 26 de agosto de 2016. La palabra que más se escucha en el país es la paz, una paz que no llega al movimiento social, a los defensores de derechos humanos, campesinos pobres, mujeres luchadoras e indígenas, comunidades negras y organizaciones de LGTBI, quienes están poniendo los muertos y desplazados. Nuestro gobierno se preocupa más de lo que pasa en Venezuela, que es lo que interesa al imperio norteamericano, que de lo que está sucediendo en nuestro país con la presencia y fortalecimiento del paramilitarismo en muchos municipios.

En ese año de supuesta paz, asesinaron a 118 líderes y lideresas sociales en Colombia, entre ellos 35 indígenas.

Los niños de la Guajira se siguen muriendo de sed y hambre después de que el complejo Cerrejón les robara sus tierras y ríos. El año pasado murieron 90 niños wayúu de hambre sed y enfermedades relacionadas con la desnutrición, cifra que se suma a otros 4.770 que murieron en tan solo 8 años y por lo que a finales del 2015, Javier Rojas, líder wayúu, solicitó medidas cautelares para su comunidad a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, lo que ha motivado su persecución y amenazas de muerte por parte de los grupos paramilitares, que según el gobierno no existen, ¿por qué los protegen?.

A continuación el listado de las personas asesinadas desde 26 de agosto de 2016 hasta agosto de 2017. Formato PDF: Nueva lista de asesinados